viernes, 19 de octubre de 2012








   Por fin he vuelto después de unos días de cama y antibióticos.  Y el día acompaña mi animo con lluvia y viento.  Así que os propongo un broche muy divertido que deja colgando las gotitas de lluvia de un hilo.  Es capaz de alegrar cualquier prenda otoñal.