sábado, 15 de diciembre de 2012

    MAGIA CON CASI NADA

 Con poco presupuesto podemos realizar uno de los mejores regalos para una niña.  Magia en estado puro.  Cortar una estrella de fieltro, una varilla de madera, brillantes o purpurina, cintas de colores de organza y una pistola de silicona o pegamento. 
  Con todo esto convertimos a una niña en el hada de la casa, jugará toda la tarde corriendo por el pasillo de casa o por el salón, mirando como vuelan sus cintas de colores.  Aprovechar la ocasión y haceros una varita para hadas mama, y a dar botes por los pasillos haciendo magia por toda la casa.