domingo, 18 de agosto de 2013

Y como no, en las sobremesas de verano, que bien hace un poco de ganchillo, unos patucos para regalar.  Aquí os dejo dos ejemplos muy relajantes y bonitos. Mientras que agradable, una buena conversación con la familia o los amigos.  Espero que os gusten e inspiren.