sábado, 21 de diciembre de 2013

Estare loca, pero al menos puedo volar


  Os presento otra idea super chula para regalar en estos días.  El presupuesto para hacerlas es muy bajo y si no os apetece coserlas hay una segunda opción que es pegándolas con adhesivo especial para telas.  Ponéis unas gomas en la parte trasera y viréis la cara de una pequeña transformada y dando saltos por toda la casa.  No hay sonido mas bonito que el un niño reír.
Actualmente no están las cosas para grandes caprichos, pero pase lo que pase ellos tienen que seguir jugando y divirtiéndose.