miércoles, 8 de enero de 2014

Sellos

  
Esta es una de esas ideas que cuando la ves por ahí navegando se te mete en la cabeza y tienes que hacerla, aunque reconozco que eso a mi me pasa muy a menudo. Pero el caso es que es muy divertida de hacer y resulta muy fácil.  
Para crear nuestro propio sello, necesitamos una goma de borrar grande, una caja de gubias, tintas y un bonito diseño.  
Primero hay que realizar el diseño que queramos en un papel y transferirlo a la goma de borrar, tener en cuanta, sobre todo si queréis poner un texto que la imagen será en espejo.  Para que al poner la tinta se lea correctamente.  Una vez transferido y con un poco de paciencia, retiramos la superficie que ha de quedar sin tinta cortando con una gubia.  Hay que ser bastante preciso, pero como el material es muy blando se puede hacer sin dificultad.
Una vez terminada toda la silueta, hacemos una primera prueba con tinta y plasmamos el resultado en el papel. De esta manera podremos darnos cuenta de los errores que debemos corregir y si hay que cortas o pulir algún contorno. 
Os dejo el resultado de mi primer sello, he disfrutado mucho haciéndolo y he querido compartirlo.