miércoles, 19 de febrero de 2014



 












    Os dejo otro ejemplo de las buenas maneras de los patrones Tilda.  Este gato estilizado, me encanta tanto si se hace en grande como pequeño, yo aprovecho para poner un corazón y el nombre del peque que va a cuidar de él.  Las cosas hechas a mano siempre son únicas y muy personales.