lunes, 7 de abril de 2014



 


  Hacia  tiempo que no hacia una niña-flor de Tilda, es tan bonito. Pero ha sido un encargo para un bebe.  Así que he querido que estuviera lleno de colores, para que le acompañe color y felicidad en sus primeros años.  Es importante educar y entender desde pequeños la belleza de las cosas y la luz que hay en el mundo. 
  Así un día quizá acabemos con las oscuridad y lo negativo y solo sea una pequeña parte del mundo en el que vivimos.