martes, 27 de mayo de 2014

  Hace algún tiempo ya que me trajeron esta tela de Japón.  Eran unos cuantos retales con los que no me atrevía ha hacer nada, por que buscaba algo que fuera especial.  Y sobre todo sencillo para que se pudiera apreciar la belleza del tejido.
  Al final me he decido con este monedero, me pareció que era la combinación perfecta con las bolitas del cierre.  Además es un regalo para alguien a quien aprecio mucho y lo sabrá valorar.