domingo, 10 de agosto de 2014

para el movil


   Encontré hace unos días estos muñecos de mi infancia en un mercadillo.  Menos mal que todavía una parte de mi cerebro piensa como el de una niña.  Nada mas llegar a casa les he dado una buena utilidad.
  Serán los guardianes del cargador del móvil que nunca encuentro.
  Ahora lo tengo a mano, a la vista y bien recogido.
  Espero que os guste mi idea.  Por cierto con un muñequito que les acompañaba, le he pegado detrás un imperdible y me he hecho un pin para una cazadora.