jueves, 13 de junio de 2013










  Este es un trabajo a medias.  Yo aunque me gusta, no soy de las que practican el arte del punto de cruz a menudo, pero conozco una artista que lo borda, nunca mejor dicho, y esta es la prueba.
  Yo me limité a forrarlo y coserlo al cierre.  Pero el resultado me parece precioso y muy vintage, cosa que sigue siendo tendencia.  Animaros, por que regalar algo hecho por uno mismo o realizado específicamente para una persona, es el mejor regalo de todos.

  Como siempre espero que os haya gustado