jueves, 13 de junio de 2013

 

No hay cabeza en el mundo que más merezca llevar una corona, que una princesa el día que cumple cuatro años.  Como no el encargo era claro en las instrucciones.  Tiene que ser rosa y llevar muchas cosas que brillen y colores vivos.  Solo espero que la luzca con regia sonrisa, juegue, juegue y juegue se lo pase tan bien que no olvide nunca.