jueves, 17 de julio de 2014

Bulldog


  Cuando una camiseta es genial nos encanta ponérnosla siempre que hay ocasión. Para los mas peques es igual, pero ellos consiguen manchas que de manera misteriosa son indestructibles. Y anda y explícales que no pueden seguir poniéndosela...
  Así que hemos elegido un dibujo y lo he pintado en una tela, lo hemos aplicado a la camiseta cuando ha estado terminado y seco.  Para estas pinturas de tela, recordaros que hay que fijar el color aplicando calor con la plancha. Queda divertido y recupera esa camiseta que tanto le gustaba.
 Ahora puede que más.