domingo, 20 de julio de 2014

Un gran perro




   Estoy acostumbrada a hacer amigurumis y me encanta, pero esta es la primera vez que trabajo con una lana gigante, ha sido muy divertido y el resultado es genial. Es tan grande que no me cabía en la mano. Y cuando lo ha visto mi peque ha alucinado.
  Al ser tan grande he pensado que le vendría bien poner botones en las patas para que se puedan articular y sea mas variable en el juego.
  Creo que haré alguno mas, seguro.